Monográficos

Yannis Ritsos | Laura Ballesteros

Una cita

“Només que, a l’últim moment, els seus ulls foscos

es va aturar enormes, esbalaïts, encisadors, com si de sobte

copsessin

tot el sentit de la vida, tota la vanitat del seu poder,

i potser tot el sentit de la bellesa, sempre irrealitzada, i

tanmateix viscuda.” [Crisòtemis]

Dos ediciones

Si tuviera que escoger una traducción de Ritsos en función de la correspondencia con su voz poética, ésta sería la del dramaturgo y traductor catalán Joan Casas. De todas formas, Casas no ha sido “fiel” a una editorial concreta a la hora de traducir la obra del poeta, así que me inclino por las traducciones publicadas en Adesiara (catalán). Los libros, en tapa blanda y diseño sencillo, incluyen la posibilidad de leer los poemas en su versión original.

Para los que estén más acostumbrados a leer en castellano, recomiendo la edición, también en tapa blanda, de Acantilado. De esta edición destacaría el diseño de la cubierta, más atractivo que en la versión de Adesiara, ya que incluye la ilustración de un detalle arquitectónico que se puede interpretar como una especie de símbolo de la individualidad del personaje.

¿Qué tiene Yannis Ritsos?

La muerte y la decadencia actúan como leitmotiv de una poesía que analiza la caída de una identidad griega, anteriormente incuestionable, en ostracismo que comporta un régimen autoritario. Esta grecidad, como la llama el mismo Ritsos, descubre una necesidad urgente de memoria colectiva desde una voz poética que ignora las disertaciones abstractas y presta atención a la realidad cotidiana de las pequeñas cosas.

Aunque este clamor nacionalista podría no ser un aliciente para lectores nada habituados a este tipo de literatura, Ritsos proviene de la bella tradición griega, y como tal, sitúa el cuerpo en el núcleo del poema. Debemos entender esta corporalidad no desde el presupuesto de entidad física indisoluble sino fragmentada en unas alegorías metonímicas que aligeran el peso de la sentencia del paso del tiempo.

De entre toda la vasta producción literaria de Ritsos, destacaría su magistral libro de poemas dramáticos Cuarta Dimensión que se aleja de la vertiente más comprometida, pero conserva la preocupación por la historia y la sutileza corpórea. Delimitados entre dos acotaciones en prosa, unos testigos heroicos toman la palabra desde un espacio aristocrático en ruinas, donde la realidad inmediata se confunde con el relato mítico.

Un personaje

Podría ser cualquiera de los testigos de Cuarta Dimensión, pero se trata de escoger un personaje y éste sería Ismene. Esta versión de la hermana pequeña de Antígona pone en entredicho la moralidad de la heroína griega; aporta al mito una nueva revisión con la mirada de aquel que ha elegido sobrevivir a morir por unos ideales.

Si te ha gustado Yannis Ritsos, te gustará…

Si lo que al lector le ha llamado la atención es la cara más comprometida, le recomendaría Madre Coraje de Bertolt Brecht. La distancia crítica frente a la pasión desmedida que reclama el teatro brechtiano se adecúa mucho a la lectura que reclaman los versos de Ritsos. Por otra parte, en caso de que le interese la sensualidad de la que hablaba, es probable que la encuentre reflejada en uno de los autores griegos contemporáneos más aclamados desde la óptica europea: Konstantinos Kavafis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *