Artículos,  LIJ | Promoción de la lectura,  Reseñas

¿Por qué Frank ha ganado el Premio Llibreter?

Creo que llego ya un poco tarde con esta entrada pero necesitaba hacerla. El Premio Llibreter de este año, que ofrecen los libreros de Cataluña, ha premiado grandes libros como por ejemplo Permagel en la categoría de novela catalana del año o Frank. La increíble historia de una dictadura olvidada en la categoría de álbum ilustrado. Hoy me gustaría dar una serie de razones por las que me parece el digno ganador.

Una historia necesaria

La primera razón por la que este libro merece la pena es la absoluta necesidad de tratar este tema que, desgraciadamente, es un tabú en muchos entornos. Creo que se puede incluso decir que es un tema arriesgado en los tiempos que corren. Pero precisamente por eso, cuando la censura está a la orden del día, la fragilidad de la palabra democracia nos acompaña en todo, hay que recordar de dónde venimos para poder evitar caer en los mismos errores. Ximo Abadía explica la dictadura y caracteriza el personaje de Franco con una ironía que ofrece la posibilidad de compartir la lectura entre pequeños y grandes.

frank1-2-600x700

Foto: Dibbuks

Ayuda a desmitificar la relación directa entre libro álbum y primeros lectores

“Uy, no, este libro no me gusta para un niño tan pequeño!”. Esque este no es un libro para niños pequeños. Cuesta mucho acercar el público al álbum ilustrado cuando los niños ya son un poco más grandes, y ya no hablemos de un libro como éste, que iría más dirigido a secundaria. Estoy preparando una trilogía para el mes de septiembre para abordar este tema pero ya os adelanto que es un tema riquísimo, con una oferta amplia para todas las edades. Este libro necesita una cierta madurez para leerse y al mismo tiempo el tratamiento es asequible. Creo que ha sido una elección magnífica por parte del jurado, premiar un álbum tan original y tan “difícil” de catalogar porque abre nuevas perspectivas sobre el género.

frank1-3-600x700

Foto: Dibbuks

Inteligencia de la forma

Para empezar, casi todo el libro está formado por una gama de colores muy cerrada, predominando sobre todo el negro, el rojo, el naranja y el azul. El tipo de ilustración también ayuda a dar esa sensación de “simplicidad”, que en realidad se convierte en una apuesta por el simbolismo. Las ilustraciones tienen la mínima caracterización porque se busca esa sensación panfletaria, icónica, metafórica. No se busca representar Franco como personaje sino Franco como concepto, como hecho histórico brutal que no debería volver a repetirse. Este uso de la forma es totalmente original y hace que a veces el álbum no sea bien aceptado, porque cuando regalas un libro a un niño o un joven, esperas otra cosa. Tal vez por eso en todas las librerías se han vuelto locos decidiendo dónde colocar este libro.

frank1-1-600x700

Foto: Dibbuks

Hablando de la metáfora de las ilustraciones, el caso más claro es la asociación de formas e ideología. ¿Qué hay menos flexible que un cuadrado? No nos hace falta más, la sutileza y la inteligencia en el uso de la forma es la fuerza de este libro. Tres hombres obsesionados con los cuadrados (tres hombres que no necesitamos nada más que dos detalles para saber quiénes son) y un mundo con abundancia de rectángulos, redondas y triángulos que quieren silenciar.

Frank_Page_3

Foto: Dibbuks

El relato que construye Abadía, como hemos dicho, es irónico y se construye en dos vías: por un lado un relato que nos ofrece el narrador y por otro lado la presencia del relato único y fantasioso del dictador. Todo desemboca en un final donde resuena una palabra más importante que nunca: LIBERTAD.

Y diría que este libro es un homenaje al no olvido de los hechos. Porque todos tenemos familiares que sufrieron la guerra, todos tenemos los relatos del abuelos contando lo que pasó. Va por ellos que no nos olvidamos.

1517914567_072922_1517919316_noticia_normal

Foto: El País

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *