Artículos

Regalos para amantes de los libros

Book lovers just want to have fun

Ha llegado ese momento del año en que los amigos invisibles, papa noel y reyes van saturando nuestra lista de regalos hasta que ya hemos perdido el norte. Y llega el gran dilema, no sabes qué regalar a es@ amig@ / pareja / compañer@ de trabajo letraherid@.

Antes de nada te diré que con un libro siempre aciertas así que si puedes pedir opinión a alguien que conozca sus gustos o qué libros tiene en su wishlist eterna (de verdad, no te la vas a acabar) mejor. Pero si no quieres arriesgarte con un libro, aquí tienes ideas para regalar a un amante de los libros! Que no, que no somos tan complicados.

Y no lo digo yo, este artículo ha sido testado en un buen puñado de amantes de los libros. Así que 9 de cada 10 lectores estarían más que satisfechos con tu regalo.

  • Un punto de libro resistente y bonito: un clásico pero muy útil (no te ofendas si el lector en cuestión acaba guardando el punto de libro y utilizando en su lugar un ticket, un trozo de papel, una T- 10 o cualquier papel promocional. No eres tú, es él. (podéis ojear la tienda de esta chica, los hace preciosos).
  • Una taza con algún motivo literario (uno de los regalos más comentados).
  • Luz para leer: una desavenencia en los ritmos de sueño puede separar parejas, compañeros de piso … Y cuando un libro está muy emocionante, nada ni nadie puede frenarlo. (tipo esta).
  • Un póster! No falla, y aquí tienes unas cuantas referencias concretas:
    • El ya famoso Reading is sexy de la editorial Gallo Nero
    • El de Los chicos listos Leen libros / Las chicas listas leen libros de Impedimenta
    • Personalmente me encantan estos, que tienen la fotografía del autor en una cara y un relato íntegro por detrás. En casa ya tenemos a Woolf y a Beckett (este último te mira con cara intimidatoria)
    • Algún póster con algún texto que le guste. Incluso esta marca imprime el libro íntegro en sus pósters.
    • También puedes hacerle un póster personalizado con el libro que quieras aquí.
    • O visitar la tienda de Red Hill Prints, que tiene unos diseños literarios preciosos.
  • Un ex libris personalizado. Se trata de un sello personalizado para que la persona pueda marcar sus libros. No puedo hacer esta recomendación sin nombrar Les tampons de Roser. Ella hace años que se dedica a hacer exlibris. Tiene algunos prediseñados donde sólo hay que añadir el nombre pero también puedes pedirle un diseño totalmente personalizado.
  • Pufs, cojines, mantas, bebidas calentitas … cualquier cosa que haga la lectura más cómoda será bienvenida.
  • Un atril o asiento para apoyar el libro (hay algunos que llegan a pesar mucho). Yo tengo este y cumple bastante su función:
The book seat
  • Velas para crear un entorno agradable mientras lee. Incluso hay quien se dedica a hacer velas literarias:
    • Unas velas brutales son las de The Singular Olivia
    • La marca My Jollie Candle se dedica a introducir joyas dentro de las velas así que ya tiene dos regalos en uno.
    • Las velas literarias por excelencia son las de Book & Glow
    • Etsy está llena de este tipo de velas, incluso los amantes del olor de libro antiguo.
    • Y el librero descubrió la marca Sainted Writers: efectivamente, velas de oración de escritores.
  • Funda para llevar el libro y que no se dañe. Me comentan que las chicas de La Fabrika Espai Creatiu las hacen muy bonitas y también tienes las que hacen en Aribook. Y si sabes coser, ¡ya lo tienes!
La funda que cosí para el sorteo de los dos años del blog
  • Libreta para apuntar las lecturas hechas, las pendientes o la lista de deseos. Moleskine tiene una muy típica pero si la quieres hecha a mano echa un vistazo a la tienda de Paper factorem.
  • Tienes esta luz que es un sueño para cualquier amante de los libros.
  • Otra cosa que siempre funciona y que nunca tenemos suficientes es una tote bag. Y si ya tienen un mensaje literario, lo petan!
  • Entradas para una obra de teatro basada en algún libro que le guste. Supongo que también valdría cine. Debes estar preparado para que salga criticando la adaptación, no siempre cumplen las expectativas.
  • Y piensa que siempre siempre siempre puede hacerle un vale regalo en su librería de confianza (de barrio, a ser posible) y que la persona se compre lo que ella quiera. No hay nada que guste más a un amante de los libros que tener los libros que quiere y que no le cuesten un euro.
  • Y una respuesta que me encantaró: «Un fin de semana sin cobertura, con chimenea, sofá e infusiones. Los libros ya los pongo yo».

NO DUDÉIS EN DEJAR MÁS IDEAS EN LOS COMENTARIOS O MARCAS QUE OS GUSTEN!